Responde la Secretaría de Agricultura llamado de líderes globales para asegurar disponibilidad de alimentos durante y después de la pandemia

Responde la Secretaría de Agricultura llamado de líderes globales para asegurar disponibilidad de alimentos durante y después de la pandemia

La SADER y el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) emprenden acciones encaminadas a mantener la seguridad alimentaria durante le período de distanciamiento social.

BOLETÍN DE PRENSA, SADER. La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural y el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo llevan a cabo acciones sugeridas por líderes globales para evitar que el cese de actividades no esenciales y el distanciamiento social pongan en riesgo la seguridad alimentaria, destaco el Secretario Víctor Villalobos.

México está preparado para mantener la producción, el abasto de alimentos y el empleo en zonas rurales durante y después de la pandemia del COVID-19.

El secretario Villalobos Arámbula ejemplificó que, para garantizar el abasto de alimentos, Agricultura, el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) y el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) ofrecen asesoría técnica para la preparación de terrenos, siembra, fertilización, manejo agroecológico de plagas, entre otras actividades de agricultura sustentable, a más de 300 mil productores de maíz, trigo y cultivos asociados que participan en el programa MasAgro para comenzar el ciclo agrícola primavera–verano 2020.

Así mismo, Agricultura, el CIMMYT y el sector privado colaboran en esquemas de compra local responsable para abastecer a la industria agroalimentaria nacional de granos básicos cultivados con prácticas sustentables.

En una carta publicada el 9 de abril pasado, 60 personalidades representantes de organismos internacionales como la Organización Mundial de los Agricultores, la Confederación Internacional de Sindicatos de Comercio y la Fundación de la Organización de las Naciones Unidas, directivos de empresas multinacionales y académicos e investigadores, hicieron un llamado a los gobiernos de todo el mundo para evitar que las acciones de combate y mitigación a la pandemia del COVID-19 produzcan una crisis alimentaria y humanitaria que podría incrementar sustancialmente el número de personas que padecen hambre.

El cierre de fronteras y la reducción de la actividad económica a mínimos históricos son algunas de las medidas de mitigación que representan un reto para las cadenas de producción y distribución de alimentos en todo el mundo, de acuerdo a esta carta.

Para prevenir el colapso de los sistemas productivos y de las cadenas de suministro y distribución de alimentos, los firmantes hacen un llamado a emprender tres acciones clave:

1.             Mantener la oferta de alimentos;

2.            Multiplicar el apoyo para los más vulnerables, e

3.            Invertir en sistemas alimentarios sostenibles y resilientes.

El sistema global de producción de alimentos es fundamental para la recuperación del mundo, para crear millones de nuevos empleos rurales, reducir el hambre, incrementar la seguridad alimentaria y manejar adecuadamente el suelo, agua, los bosques y océanos.

México atiende, efectivamente, la recomendación del llamado a convocar a los sectores privado y social para expandir los programas de alimentación y de protección para la población más vulnerable vinculándolos a los alimentos que promueven la salud humana y la producción sostenible.

Leave a Reply

Your email address will not be published.