¿Qué es el enfoque territorial?

Home / Artículos / ¿Qué es el enfoque territorial?
¿Qué es el enfoque territorial?

El enfoque territorial es una perspectiva  heurística que contempla al territorio como el escenario socialmente construido donde ocurre todo lo social y simbólico; sin embargo es a la vez natural, espacial, social, cultural, económico, político, e histórico.

Un territorio es una construcción social dinámica que constituye un proyecto político que incluye una relación de poder o posesión por parte de un individuo o grupo. Región, lugar, espacio y territorio no son nociones neutras desprovistas de contenido y significación, sino  formas creadas socialmente, cargadas de sentido e identidad; en estos conceptos radica la  esencia de la espacialidad de la vida social y son expresiones de la geografía del poder, con las manifestaciones de cooperación y conflicto que del ejercicio de éste se suscita (Montañez y Delgado, 1998). El enfoque territorial en el desarrollo rural significa un cambio de perspectiva: de lo sectorial a lo multisectorial, promoviendo el análisis multidimensional (elementos económicos, políticos, sociales y ambientales, entre otros); así, contempla al territorio como el escenario donde todas estas dimensiones suceden y se articulan, por lo que no se busca desarrollar un sector, sino al territorio y sus actores en conjunto.

El territorio es la convención provisional y dinámica de la dialéctica socio-ambiental, nunca exenta de conflictos y contradicciones tanto al interior del grupo (o grupos) social(es) que lo habitan como en relación a grupos externos.

El territorio es por tanto producto de un complejo proceso de construcción que implica un dominio (Económico-político) y una apropiación (simbólica-cultural) de formas-contenido asignadas por los sistemas sociales (Haesbaert, 2004). Dicho proceso está mediado funcionalmente por relaciones verticales y horizontales de acciones y objetos sociales, en escalas, jerarquías y tiempo (Arreola, s/f:5).

La territorialidad es una propiedad emergente de un espacio que está sujeta a causas y condiciones sociales. Con relación a la noción de `espacio´ de Santos, el enfoque de `territorio´ incorpora relaciones de poder, las distintas dimensiones de apropiación territorial, e incorpora y da un peso mucho mayor a las dimensiones políticas y culturales. Según Arreola (s/f) el Espacio es la condición y  fundamento del Territorio, la transformación de uno en otro está mediada por la representación que hace del espacio un actor o grupo social: “el espacio, una vez representado, ya no es espacio sino territorio, resultado de un proceso de apropiación” (Arreola, s/f:5)

La apropiación del territorio es una propiedad emergente cotidiana, continua y diferenciada de las distintas partes del sistema social en respuesta a los desafíos del entorno; los sistemas sociales precisan apropiarse del  territorio para sostenerse, perpetuarse y dotarse de sentido en un espacio geográfico y temporal. Según Weber y Revert (1993; citado en Arreola s/f) existen tres dimensiones de apropiación territorial: la dimensión subjetiva corresponde al proceso mediante el cual un grupo humano ejerce control, posesión y hace suyo una porción del espacio geográfico dotándolo de un sentido y una serie de símbolos; La dimensión concreta se refiere al acceso y aprovechamiento de sus recursos (naturales y socialmente transformados) para su sustento y reproducción; por último la dimensión abstracta constituye el establecimiento de una serie de reglas, normas e instituciones  que regulan el acceso a esos mismos recursos (Arreola, s/f). Según Arturo Escobar (2008) todo territorio es un territorio de diferencia ya que engloba una construcción local y regional única, a nivel ecológico, cultural y social.

Leave a Reply

Your email address will not be published.